Las redes la destruyeron por su sonrisa y quedó destrozada. Extraño miró su caso y la transformó.

Las redes la destruyeron por su sonrisa y quedó destrozada. Extraño miró su caso y la transformó

¨Las personas me miran cómo si fuera un animal de exhibición¨, expresó la mujer a un medio local.

Se trataba de una propuesta de matrimonio, algo que no parece fuera de lo normal, misma que tuvo lugar en una calle de Estados Unidos frente a una multitud, las cuales grababan y tomaban fotografías a la enamorada pareja y aunque lo usual era que todos fijaran su vista en el par de tórtolos, no fue así,  ciber-acosadores resaltaron algo más en la imagen cuando esta circuló en redes sociales, comenzando a burlarse de una mujer hasta hacerla objeto de bullying, obligándola a sumirse en la depresión solo por su imagen.

¿Hasta dónde puede llegar la crueldad hoy en día? ¿Por qué la superficialidad ha ganado tanto terreno? ¿Hasta cuándo ha de parar el acoso?
Jessica McDaniels quien radica en St. Louis, Estados Unidos, es una mujer que llevaba una vida tranquila y normal, sin embargo, internet la ha destruido por completo y sólo por su apariencia física. 

Durante la propuesta de matrimonio mencionada, ella presenciaba los hechos y grababa todo con su celular pues se trataba de su mejor amiga, pero otra persona captó el momento en una fotografía, misma en la que aparecía Jessica grabando y la cual se compartió en las redes, varios haters analizaron a detalle la imagen, hicieron a Jessica víctima de bullying, incluso utilizaron su imagen para crear memes, después de ello lo único que deseaba era desaparecer o cambiar su aspecto totalmente.

Esta es la fotografía por la cual Jessica fue brutalmente humillada en las redes:

¨Me negaba a creer que en medio de un momento tan hermoso y especial para alguien que quiero, fueran mis dientes los que en verdad llamaran la atención¨, comentó Jessica.

Rápidamente su perfil de Facebook comenzó a llenarse de una serie de insultos y críticas injustificadas como si ella hubiera cometido un delito y todo por la apariencia que tenía su mandíbula. Era claro que necesitaba una cirugía maxilofacial, sin embargo, nadie tenía el derecho de entrometerse en algo tan personal.

¨Las personas me miran cómo si fuera un animal de exhibición¨expresó la afectada a un medio local.

Cabe destacar la crueldad de las personas pues la fotografía de Jessica se compartió casi 90 mil veces en redes sociales, mismas que no destacaban más que insultos, chistes de mal gusto y bromas, pero por fortuna, esta fotografía desencadenó algo más: luego de hacerse viral, varias personas mostraron solidaridad hacia con Jessica para ayudarla a través de una cirugía que reconstruyera su mandíbula. 

Comenzaron abriendo una cuenta en GoFundme, debían recolectar 10 mil dólares para financiar la cirugía maxilofacial, misma que lograría poner en orden la mandíbula de Jessica. Es importante mencionar que una deformidad en esta parte del cuerpo, no es un problema únicamente estético, sino que es importante la reconstrucción para favorecer el funcionamiento del aparato respiratorio.  

Pero no sólo ese grupo de personas demostraron tener un gran corazón sino también el doctor Maryann Udyexperto en cirugías recorrectivas mandibulares, mismo que la contactó para ayudarla y operarla cuanto antes, lo mejor de todo es que sería totalmente gratis.  

El dinero recaudado se utilizó para solventar los gastos adicionales que traerían su recuperación.

¡El cambio fue totalmente radical!

Me parece muy generoso de parte de estas personas el haber ayudado desinteresadamente, actos como esos son los que deben influir de alguna forma en nosotros. ¡Basta de tanta crueldad, de tanto acoso a través de las redes!

Ahora Jessica se encuentra muy feliz con su nueva apariencia pero quienes no tienen el apoyo ni la manera cómo ella para cambiar algo de su apariencia, ¿deben seguir aguantando las burlas y el acoso?

Luchemos por un mundo sin violencia. ¿Qué opinas acerca de esta historia? Si estás de acuerdo en que debemos poner un freno al acoso cibernético, difunde con los demás y no olvides dejar tu opinión al respecto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *