5 remedios de origen natural para calmar el dolor en los senos.

Para aliviar el dolor en los senos podemos combinar remedios de aplicación tópica con los de consumo oral. De esta forma conseguiremos un tratamiento mucho más efectivo.

El dolor en los senos, una condición conocida en términos médicos como mastalgia, es uno de los síntomas que, por lo menos una vez, padecemos todas las mujeres.

Su aparición suele producirse por la sensibilidad que sufren las glándulas mamarias durante los cambios hormonales, aunque también puede ocurrir por enfermedades inflamatorias e infecciones como la mastitis.

Aunque algunas se preocupan porque lo relacionan con el cáncer de mama, la mayoría de los casos son benignos y desaparecen en pocos días.

Si bien su severidad puede variar en función de la causa, hay remedios de origen natural que, independientemente de eso, pueden ayudar a mitigarlo.

En esta oportunidad queremos compartir 5 interesantes alternativas para que no dudes en tenerlas en cuenta cuando te enfrentes a esta dolencia.

1. Infusión de hamamelis

hamamelis

Por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes, la infusión de hamamelis se puede utilizar como aliado para calmar la sensibilidad en los senos.

Esta disminuye la inflamación de las mamas y mejora la circulación para una correcta oxigenación de sus tejidos.

ngredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de hamamelis (20 g

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale las cucharadas de hamamelis.
  • Deja reposar la bebida durante 20 minutos, o hasta que alcance una temperatura apta para su uso.

Modo de uso

  • Sumerge un paño o algodón en la infusión y aplícalo sobre las mamas.
  • Déjalo actuar 10 minutos, masajeando continuamente para mantener una ligera sensación de calor.
  • Repite su aplicación hasta aliviar el dolor