5 increíbles beneficios del apio que tú desconocías.

¿Sabías que el apio es uno de los pocos vegetales que no pierde propiedades si lo cocinamos? Podemos disfrutarlo tanto crudo como cocido y obtendremos los mismos beneficios

El apio (Apium graveolens), esa planta comestible que pertenece la familia de las apiáceas –también conocidas como umbelíferas– no deja de sorprendernos por sus grandes propiedades para mantenernos saludables.

Hoy te contamos algunos de los beneficios del apio, como para que no dudes un instante más en incluirlo en tu dieta cotidiana.
razones-comer-más-apioSu cultivo se remonta al siglo IX a. C. Fue muy utilizado, por ejemplo, por egipcios, romanos y griegos. Precisamente Hipócrates, ya en el siglo V a. C, recomendaba el uso de este vegetal como diurético.

Sin embargo, recién en la Edad Media los beneficios del apio se difundieron por toda Europa y comenzó a incrementarse su cultivo.

Y así llegamos a la actualidad, donde el consumo de apio se ha vuelto fundamental para todo aquel que quiera bajar de peso. Y es que apenas cuenta con 16 calorías por cada 100 gramos, y el 95 por ciento de su composición es agua.
Además, si lo comemos crudo, la gran cantidad de fibra que tiene hace que tengamos que masticarlo mucho, lo que nos proporciona sensación de saciedad

Conoce algunos de los beneficios del apio en tu dieta

Batido de apio

No obstante, incluir el apio de forma habitual en tus comidas presenta muchas otras ventajas. Toma nota:

1. Ayuda a que tu sangre coagule correctamente

El apio es una gran fuente de vitamina K, que es un elemento indispensable para la coagulación de la sangre. Por ejemplo, 1 taza de esta hortaliza cubre el 30 por ciento de las cantidad diaria recomendada de esta vitamina.

2. Protege tu corazón

Esta noble planta también contribuye a mantener sano nuestro sistema cardiovascular.

¿Cómo lo hace?

  • Regula la presión arterial. En gran medida esto se debe a su contenido de potasio.
  • Baja los niveles de colesterol. La fibra es la que contribuye a eliminarlo de los intestinos, de modo que impide que llegue a la sangre.
  • Cuenta con efectos tranquilizantes, gracias a la presencia de un fitoquímico llamado ftálida.

3. Tiene propiedades antiinflamatorias

Los antioxidantes del apio contribuyen a disminuir la inflamación. Por eso, su consumo es aconsejable para aliviar los procesos inflamatorios en caso de gota o artritis.

Además, los flavonoides que contiene esta planta ayudan a proteger y fortalecer tanto las articulaciones como el tejido conjuntivo.

4. Cuida tu aparato digestivo

Desde la antigüedad, este vegetal se ha utilizado popularmente para combatir la acidez estomacal. No obstante, el apio puede hacer mucho más por tu sistema digestivo.

Por ejemplo:

  • Evita el estreñimiento, dada la gran cantidad de fibra que nos aporta.
  • Estimula la secreción de saliva y de jugos gástricos, favoreciendo a personas con digestiones lentas o inapetentes.
  • Se estima que también contribuye a mejorar el revestimiento del estomágo y previene las úlceras.

5. Es un gran depurativo

El apio también favorece la eliminación de aquellas toxinas y desechos que nuestro organismo ya no necesita.

Además, es particularmente eficaz para deshacerse de cálculos biliares y renales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *